Sapos gigantes y tóxicos aparecen en EEUU

Si un gato o perro muerde o lame a esos batracios, puede sufrir convulsiones, pérdida de coordinación y paro cardíaco.

Sapos de caña, también conocidos como sapos bufo, marinos o gigantes, están apareciendo en el sur del estado de Florida (EE.UU.) como efecto de fuertes lluvias que los han sacado de sus madrigueras y creado perfectas condiciones para su reproducción.

“Mientras haya agua para reproducirse, los sapos de caña prosperarán“, afirmó William Kern, profesor asociado de la Universidad de Florida, quien se especializa en el manejo de plagas urbanas. “Estarán fuera de la superficie, alimentándose y reproduciéndose. Probablemente la gente los esté viendo ahora más”.