Sponsored
by on June 16, 2020
44 views

Apple advirtió al cliente de correo Hey que retirará su aplicación de la App Store si no agrega las suscripciones dentro de la app. Hey se defiende mostrando los ejemplos de Netflix y Spotify.

Hey, un nuevo cliente de correo que se encuentra disponible desde ayer en iOS —y otras plataformas—, está en una encrucijada con Apple debido a las políticas de la App Store. Según explica Basecamp, el equipo detrás de su desarrollo, los de Cupertino les advirtieron que pueden retirar su propuesta de la tienda si no ofrecen suscripciones dentro de la app. Y es que Hey es un servicio que funciona con una suscripción de pago de 99 dólares al año.

 

Sin embargo, la suscripción debe adquirirse a través de la web oficial de Hey, no dentro de la aplicación. Por todos es sabido que Apple exige la compra de suscripciones dentro de la app cuando se implementa este modelo de negocio. ¿Entonces cuál es la polémica en este caso? David Heinemeier Hansson, director de tecnología de Basecamp, explicó a Protocol que Hey está siguiendo exactamente el mismo camino de Netflix y Spotify. A pesar de que ambas funcionan con suscripciones, la venta de estas últimas no ocurre dentro de sus apps.

¿Por qué Netflix y Spotify no reciben la misma advertencia? Es aquí donde nace la controversia. Hey te ofrece iniciar sesión en su app, sin embargo, también te informa que las suscripciones no están disponibles dentro de la aplicación, tal y como hacen las mencionadas plataformas de vídeo y música en streaming. Otro punto importante es que ninguna de las tres redirecciona al usuario para comprar la membresía desde la web, pues esta práctica también está prohibida por Apple.

 

 

¿Tratos distintos por parte de Apple?

Según el mensaje que Apple envió a Basecamp, y que fue compartido por los responsables del cliente de correo, Hey no califica para ser una aplicación de tipo "lectora", por ello no pueden seguir los pasos de Netflix y Spotify. Por desgracia, no está claro a qué se refiere la empresa de California con ese término. Probablemente se refiere a que las aplicaciones "lectoras" solo permiten consumir contenido ya existente —como películas y canciones—, mas no generarlo como es el caso de Hey.

En Basecamp tampoco entienden por qué Apple pretende que agreguen las suscripciones dentro de la app cuando otros pueden hacer lo mismo sin salir perjudicados. ¿Y por qué no simplemente atender la normativa de Apple? El problema es que la aplicación estaría renunciando a una cantidad considerable de ingresos debido a la comisión que cobra Apple por cada suscripción. "Ni en un millón de años habrá una manera en la que paguemos a Apple un tercio de nuestros ingresos. Eso es obsceno y criminal, y gastaré cada dólar que tengamos o que generemos para quemar esto hasta que lleguemos a un lugar mejor", mencionó Hansson.

Apple ha desactivado las actualizaciones de Hey mientras la situación se "arregla" entre ambas partes. Veremos cómo termina el asunto, pero está claro que la polémica continuará en los próximos días.

Se el primero a quien le gusta esto