Sponsored
by on June 13, 2020
58 views

Cuando nos enamoramos solemos ser más vulnerables ante las palabras de quien se adueña de nuestro corazón. Si en una relación ambos están enamorados lo más común es que no existan mentiras ni dobles intenciones, pero si un día, la llama empieza a apagarse, la situación puede cambiar.

Los hombres pueden mentir, las mujeres también. Hoy hablaremos específicamente del tipo de mentiras más comunes expresadas por los hombres. Con esto buscamos que usted se vuelva una experta en el área y si le llegan a mentir, descubra la mentira de inmediato.

A continuación presentamos las mentiras más comunes de los hombres según Janine Driver, experta comunicadora internacional y escritora del best seller “You Can’t Lie to Me” (Tú no puedes mentirme) siendo considerada como una experta para detectar mentiras:

Son imprecisos

Cuando los hombres mienten, son muchas veces imprecisos en su forma de hablar, no se expresarán diciendo: «María, la encargada del consultorio», en cambio dirán «Esa tipa». Con esta técnica intentarán mantener distancia ante las personas, objetos o situaciones de las que desee distanciarse, de nuevo por conveniencia.

¿Por qué dices eso? ¿Me crees capaz? ¿Quien piensas que soy yo?

La perfecta manipulación, que muchas veces puede estar llena de mentira y conveniencia, para ganar tiempo e inventar cualquier otra mentira. No debe dejarse engañarse por estas respuestas.

Dicen mucho la palabra «Nunca»

Alerta: puede tratarse de una mentira potencial. Pueden expresarlo de la siguiente forma: «Yo nunca haría eso», en vez de decir «Yo no hice eso».  Sustituyendo de esta forma el no, por el nunca. Y como dicen por ahí: Nunca digas nunca.

“Pero”

Es la frase perfecta para anteceder algo a lo que también se le desea restar importancia. Ponga mucho cuidado a lo que dice después de cada «pero».

Minimizar la importancia de las situaciones

Pueden utilizar las palabras «Por cierto», «Ah, para que sepas», «Sabias que». La primera es la más común. Utilizarán estas palabras como escudo para así restar importancia a las situaciones. Por ejemplo: «Ayer salí del gimnasio a las 8, por cierto, tuve que llevar a una compañera a su casa»

«¡Ajá! Sí», «Sí, señora», «Lo que tú digas»

Estas frases son peligrosas y más aún si se dicen en tono molesto o despectivo. Pueden ocultar un estrés importante  o algo que no desean que se sepa.

Conozca también algunas de las frases pertenecientes al repertorio de mentirosos:

  • Ya nos vamos, es la última cerveza
  • No contesté porque me quedé sin batería
  • Perdón amor, no lo vuelvo a hacer
  • Es ella quien me busca
  • En mi oficina todas son feas, no hay ninguna como tú
  • Yo no veo a más nadie, solo a tí
  • Ella es solo mi amiga
  • Se me había olvidado decirte
  • ¡Viste! por eso es que no te cuento las cosas, mira como te pones
  • Me estoy divorciando, yo ya no la amo
  • Me quedé dormido
  • Tengo que hacer horas extras en el trabajo

¿Cuáles otras frases agregaría a esta lista? ¡Déjenos sus comentarios!

Se el primero a quien le gusta esto