¿Por qué los ojos no se congelan en el frío?

Congelado · ojo · maquillaje · primer · plano · retrato - foto stock ©  zastavkin (#1330221) | Stockfresh

Los ojos no se congelan cuando hace frio porque esta es la única parte de la anatomía humana que no siente frío, aunque suelen emitir lágrimas en caso de entrar en contacto con aire a temperaturas bajas. La reacción corporal ante un clima frio te hace lagrimear, y estas lágrimas te ayudan a mantener el ojo húmedo, oxigenado y lubrificado.

Las lágrimas protectoras (que difieren de las emocionales) están compuestas principalmente de agua pero también contienen proteínas (como la mucina, lactoferrina, lipocalina…), lípidos, enzimas (lisozima), y también glucosa, urea, sodio y potasio. La concentración de sales que contienen es equivalente al que encontramos en el plasma sanguíneo.

Y como todos sabemos La sal puede derretir al hielo porque la adición que contiene hace que baje el punto de congelación del agua.

Además, Cualquier frío, extremo o no, suele influir en nuestro cuerpo pues hay termoreceptores que nos lo indican, pero con una sola excepción: Los ojos. En los globos oculares no hay estos termorreceptores, ya que el frío extremo no es una amenaza para nuestros ojos.

Los ojos están situados dentro del cráneo y son irrigados constantemente de sangre, mientras que su superficie frontal solamente entra en contacto con el aire precalentado al parpadear.

Your email address will not be published.