¿Valdría la pena que los humanos regresemos a la Luna?

Pues si, por ejemplo, por esto:

Esa bolsa fue lo primero que tocó la superficie lunar.

¿De qué se trata?.

Es basura; envoltorios de comida, pañales desechables, toallitas húmedas, bolsas para vómitos, caca y pis.

En total son 96 bolsas de las 6 misiones que alunizaron.

El orbitador de reconocimiento lunar de la NASA lanzado el 2009 confirma que siguen ahí tal como fueron dejadas, a salvo por ahora de cosas como la caída de cuerpos espaciales en la superficie selenita.

Temperatura que va de -173°C a 100°C de media con una presión a efectos prácticos nula. Las bolsas de basura y su contenido están expuestas tanto al viento solar como a los rayos cósmicos.

Más del 55% de los excrementos humanos corresponden a bacterias, en condiciones únicas y por tanto tiempo, se hace preciso ir por ellas y estudiarlas.

Para averiguar que tanto han resistido, o en una de esas no, (los astronautas usaron germicidas en los desechos). Nos dará infomación inédita sobre como la vida puede surgir y perseverar e incluso llegar por colisiones a saltar a otros mundos. La panspermia.

Además, la Luna es un paso del cual podemos aprender mucho en nuestra incursión humana al planeta rojo. Como un puesto orbital en ese satélite natural, por ejemplo.

Y no falta la lección de humildad, tal vez nuestros orígenes estén en desechos dejados por et inteligentes, digo, ¿quién puede asegurar que no?.

Your email address will not be published.