El mal de las series de televisión: racismo y machismo

3dda0898c7d4e919958a3ff6e56cde8f.jpg


Viola Davis protagoniza "Cómo defender a un asesino"


A principios de este mes de julio, saltó la noticia: los intérpretes Daniel Dae Kim («Perdidos»Wink y Grace Park («Battlestar Galactica»Wink abandonaban el barco de «Hawai 5.0» tras siete temporadas desde su estreno en CBS en 2010. ¿La razón de ser? Al parecer, ambos actores habían pedido cobrar el mismo salario que sus otros dos compañeros de elenco, Alex O'Loughlin y Scott Caan. Cabe subrayar que los cuatro actores llevaban formando parte de la serie desde su inicio con estatus de protagonistas. Sin embargo, CBS no accedería a dicha demanda, de ahí la marcha de los actores del policíaco. Aunque estadounidenses, Daniel Dae Kim y Grace Park son de origen coreano, por lo que tal controversia se sumaba a una reciente lista de lides en torno a la situación laboral a la que se encuentran expuestos los actores no-blancos/no-caucásicos en una industria como la televisiva en Estados Unidos.


Una discriminación (por raza, etnia) que se extiende también a razones de género, pues tal y como Jennifer Lawrance se encargó de denunciar tras revelarse los salarios de compañeros de reparto de «La gran estafa americana» en 2015, las actrices suelen cobrar menos que los actores. En ambas distinciones, existen excepciones como Sofia Vergara («Modern Family»Wink, Kaley Cuco (quien en «The Big Bang Theory» cobra exactamente lo mismo que Jim Parsons y Johnny Galecki), Dawyne Johnson («Ballers»Wink o las actrices de «Juego de Tronos», Lena Hedeyy Emilia Clarke, cuyos salarios fueron revelados en 2016. Pero la duda emerge: ¿existe racismo y machismo detrás de las cámaras de las series de televisión?


Shonda Rhimes- ABC


¿Y delante de las cámaras? No cabe la más mínima duda que, poco a poco, está dándose mayor espacio a ficciones protagonizadas por mujeres (que no caen en el estereotipo perpetuado cuyo fin es agradar a todos los espectadores) o personas que no encajan en el arquetipo de hombre-blanco-heterosexual (a contracorriente de CBS cuyas nuevas series que estrenará el próximo otoño, serán protagonizadas por hombres blancos heterosexuales). Dos mujeres negras, Shonda Rhimes y Oprah Winfrey, están detrás de algunos de los avances; gracias a la productora «Shondaland» (propiedad de Rhimes), su máxima responsable ha conseguido que dos de sus series (emitidas en una cadena de televisión en abierto como ABC, en horario de máxima audiencia y una noche aún clave para los anunciantes como el jueves), «Cómo defender a un asesino» (2014-) y «Scandal» (2012-2018), estén protagonizadas por dos mujeres negras, interpretadas por Viola Davis (quien incluso se llevó el Emmy a mejor actriz de drama por este papel) y Kerry Washington respectivamente.


Dos series protagonizadas por mujeres negras (en un molde como el de la antiheroína para más inri) a las que en 2015 se uniría el inesperado hit de FOX «Empire» con un elenco mayoritariamente negro y con Taraji P. Henson como estrella de la función. Oprah Winfrey, a través de su propio canal de televisión por cable OWN (Oprah Winfrey Network), es la responsable de la existencia de «Queen Sugar», protagonizada por una familia afroamericana (con dos actrices negras: Rutina Wesley y Dawn-Lyen Gardner), una showrunner como la cineasta afroamericana Ava Duvernay («Selma»Wink y cuya primera temporada de diez episodios fue dirigida en su totalidad por mujeres.


 



This! Every QUEEN SUGAR episode is helmed by a bad-ass woman director. Love to my sister shotcallers. And thank you. https://t.co/gP6p3neffa


— Ava DuVernay (@ava) June 22, 2016

También ABC, durante el curso televisivo 2014-2015 le daría un giro de tuerca a la sitcom familiar (con «Modern Family» como estandarte desde 2009, protagonizada en un principio por una familia mayoritariamente blanca a excepción de los latinoamericanos Gloria y su hijo Manny) con nuevas comedias como «Fresh Off the Boat» (protagonizada por una familia asiático-americana) y «Black-ish» (protagonizada por una familia afroamericana). Podríamos continuar con más ejemplos: «Master of None» (co-creada, escrita y protagonizada por un actor de origen indio, Aziz Ansari), «Dear White People» y «Orange is the New Black» en Netflix,«Insecure» (creada, escrita y protagonizada por Issa Rae, de ascendencia senegalesa), «Being Mary Jane» (BET), «Power» (Starz), «The Carmichael Show» (NBC), «Criadas y malvadas»(Lifetime), «Atlanta» (de FX; creada, escrita y protagonizada por un hombre negro, Donald Glover), «Jane The Virgin» (The CW, protgonizada por Gina Rodríguez, de padres puertorriqueños), «Broad City» (TBS) o «I Love Dick» (Amazon). En algunas de estas ficciones, existe diversidad no solo delante de las cámaras sino también detrás.

Desafío de CAPTCHA
Imagen de la recarga
Escriba el código de verificación de arriba
Back To Top